No sé que hablar con amigos y citas

No sé que hablar con amigos y en citas o cuando conozco a alguien me quedo sin tema, ¿Qué hago para que una conversación fluya?

Imagínate estar en una primera cita o con un amigo y de repente se quedan sin tema, comienzas a sentirte con incomodidad, te llegan esos pensamientos de "te ves ridícula (o)" o solo tienes esa sensación horrible de trágame tierra.

Lo peor de esta situación es que te quedas con esa sensación y te resta seguridad a la hora que te tocan otras conversaciones.

¿Por qué no tengo nada que hablar con mis amigos o en conversaciones?

Esto le pasa a muchos y es bueno que puedas verlo de esa forma, todos tienen momentos incómodos, no pasa nada, hoy te voy a compartir algunos consejos que te ayudarán a superar esa inseguridad y esos momentos en que te quedas en silencio sin saber que decir.

Recuerda que todo es practica y tener conversaciones fluidas es una habilidad que podemos desarrollar con el tiempo, mantente constante.

Paso #1 Cuando no sé de que hablar con amigos y en citas, toma en cuenta esto

Lo primero que quiero que analices cuando no sabes de que hablar con amigos o en citas son estos siguientes puntos.Saca tu cuaderno, escribe, analiza y saca tus conclusiones.Para tener conversaciones interesantes y fluidas debes de tomar en cuenta:

  • ¿Quienes son tu amigos?:
    A veces creemos que tenemos que encajar en todo tipo de grupos o amigos y no es así, hay personas con las que tienes más cercanía y puntos en común que con otras.
    Puede ser que los intereses sean tan diferentes que sientas que no tienes nada que aportar a la conversación y aunque hay que ser flexibles, también es importante que aceptes que aunque con todos puedes tener conversaciones, no con todos serán tan fluidas o profundas.
    Por eso debes de saber cuales son las cosas que te apasionan, tus actividades favoritas y los valores más importantes para ti.
    Después de eso puedes hacerte la siguiente pregunta ¿Qué cosas tengo en común con mis amigos?
  • La zona de confort:
    Salir de la zona de confort es difícil, no solo porque nos desafía, sino porque requiere energía, estar callados a veces es cómodo porque no tienes que gastar energía en opinar, aún cuando tienes el deseo de decir algo o te gustaría conectar con otros de forma profunda, si estás en esa zona cómoda, preferirás estar a salvo sin decir nada.
    Para esto pregúntate ¿Cuales son las emociones que no me dejan opinar o participar de dichas conversaciones? no subestimes el poder de escuchar, quedarse callado no significa que estamos escuchando.Escuchar es importante. ¿Escuchas con atención o escuchas con estrés pensando en que no tienes nada que decir?

Después que resuelvas estos dos puntos, entonces pasemos ¿que hago cuando no se de que hablar con amigos o en citas?

Te puede interesar: CAUSAS DE LA BAJA AUTOESTIMA

No sé que hablar con amigos y en citas

¿Que hago si no sé que hablar con amigos y en citas?

Escucha con atención si quieres mantener conversaciones interesantes

Las personas oyen al otro, pero pocas veces escuchan, escuchar atentamente te da una gran ventaja en las conversaciones.

Escucha lo que la otra persona tiene para decir, porque eso te da idea de cómo continuar con la conversación.

Escuchar atentamente significa conectar con la otra persona, interesarse por lo que está diciendo y esto te dara la oportunidad de indagar más sobre el asunto.

A todos nos gusta ser escuchados, todos quieren que los demás se interesen por lo que para ellos es importante, no necesitas ser una experta (o) en el asunto, solo necesitas mostrar interés.

Interés genuino por escuchar hace que los demás se habrán mucho más; hoy en día, muy pocas personas saben escuchar y puede que ese sea uno de los problemas a la hora de tener y mantener conversaciones interesantes con amigos y es lo mejor que puedes hacer cuando te das cuenta que no sabes que hablar, en citas o al conocer a alguien.

Te voy a dar un par de ejemplos:

Imagina que te presentan a alguien, la preguntas básicas siempre son ¿Cómo estás? ¿A que te dedicas? ¿cuál es tu nombre? etc.

Todas son preguntas que tienen respuestas especificas y cortas, convertir estas preguntas en conversaciones más profundas es simple, escucha con atención, mira a los ojos, asiente con la cabeza, tienes que escuchar y tu lenguaje no verbal tiene que mostrar esa atención.

Ahora, imagina que la persona te dice que trabaja en una empresa de desarrolladores de sitios web, pero no sabes nada sobre el tema ¿Cómo haces para continuar la conversación?

Pues si mantienes un lenguaje no verbal que fomente la comunicación, la persona estará abierta a contestar más preguntas, las preguntas que se vienen a la mente pueden ser

Wow! que interesante, no tengo tanto conocimiento sobre el tema, ¿Cómo llegaste al mundo digital?

Si mantienes un punto de vista curioso, siempre hay preguntas, la persona te cuenta de su historia y de repente puede mostrar interés en aprender mas sobre el tema.

¿Es muy estresante trabajar toda esa parte técnica? ¿Cómo es su experiencia con clientes? ¿Se siente feliz con lo que hace? ¿Qué otras pasiones tiene?

Aunque no debemos caer en un interrogatorio, las preguntas son buenas, a medida que la persona te cuente más de su vida, vas a ver que hay partes de su vida o experiencia con la que te identificas, allí puedes abrirte a compartirlas.

Digamos que la persona te dijo que siempre le encantaron las computadoras y que ahora hace lo que siempre quiso hacer

.Eso es increíble que lo hayas logrado, te entiendo, creo que yo me sentía igual con mi carrera, aunque no lo descubrí tan temprano como tú, empece a apasionarme por enseñar a los 17.

Tengo miedo cuando no entiendo del tema y no sé que halar

Reforcemos este tema, a muchos nos daba miedo admitir que no habíamos entendido a la maestra.

Crecimos en un sistema en el que no saber esa una vergüenza y las preguntas no eran bien vistas, creo que esta es una de las razones por las que nos cuesta aceptar que no sabemos del tema.

Si quieres tener conversaciones interesantes, fluidas y livianas, acepta cuando no sabes algo, indaga y escucha las explicaciones.

A veces cuando estamos entre grupos de amigos, conversando con alguien nuevo o en una cita y se toca algún tema del que no tenemos conocimiento quedamos en el aire.

No entender del tema te puede llevar a quedarte en silencio y mantenerte insegura (o).

Pero aceptar que no estas entendiendo de lo que están hablando abre la puerta a la explicación y el aprendizaje.

"No sé mucho del tema, ¿cómo funciona el gobierno aquí?" "No he visto las noticias, que fue lo que sucedió" "No conozco ese lugar, en realidad nunca había escuchado hablar de él, pero ¿Cómo es? ¿Vale la pena visitar? ¿Dónde queda exactamente?

No cortes el tema si quieres tener conversaciones interesantes

Muchas personas solo quieren hablar de lo que ellas saben o lo que les parece interesante.

Y aunque esto es válido, porque si dominas un tema es natural que quieras hablar de ese tema, algo que te va a dar flexibilidad y te va a dar habilidades para conectar con diferente tipo de personas es escucharlas y darles la libertad de hablar de lo que les apasione.

No cortes las conversaciones a temas que tu quieres hablar, observa a la persona y sigue la línea de la conversación.

Imagina que alguien te diga que le encantan los aviones y tu respondes "Que interesantes, mira este es mi postre favorito..." y comienzas a contar algo de tu vida.

Esto entra en el escuchar atentamente y si cortas constantemente las conversaciones hacia los temas que solo a ti te interesan, no tendrás la oportunidad de aprender y enriquecer tu vida con los conocimientos que otros tienen para compartir.

Invierte en ti y así sabrás que hablar con amigos y en citas

¿CÓMO INVIERTO EN MI?

Invertir en ti significa leer libros que te interesen, leer artículos de diversos temas, escribir un diario y mantener una vida interesante.

Mantener una vida interesante y estar en constante aprendizaje te ayuda a tener temas para hablar y experiencias que compartir.

Alguien que viaja tiene experiencias que compartir de sus viajes, alguien que lee tiene conocimiento, ideas y reflexiones de sus lecturas.

Alguien que disfruta su trabajo y tiene pasiones tienes temas de los que ama hablar.

Mantente aprendiendo cosas nuevas, cuando te pregunten ¿A que te dedicas? o preguntas profundas, tengas temas, reflexiones y algo que compartir.

Este punto es de suma importancia, porque con tu conocimiento no solo puedes mantener conversaciones interesantes y fluidas, sino que compartes con otros lo que para ti es importante.

Es una forma de impactar vidas y de estar abierta (o) a hacer un intercambio de ideas.

No te forces, solo sonríe

Comenzar una conversación no es fácil y cuando no saber que hablar, aún peor, no eres la única (o) persona que ha tenido esa dificultad, nadie lo nota, pero a muchos les cuesta.

Por eso no debes sentirte como una tonta o tonto, no te forces a hablar o comenzar una conversación, solo sonríe.

Las sonrisas ayudan a que las personas alrededor estén abiertas a acercarse. Si en vez de comenzar la conversación solo sonríes y asientes con la cabeza, ya estas abriéndote a posibilidades.

Es mucho más fácil comenzar una conversación con alguien que sonríe que alguien serio que no hace contacto visual.

Practica este ejercicio y verás que te sentirás con más seguridad, las personas te responderán con una sonrisa y muchas de ellas comenzarán una conversación.

No te sientas mal si alguien no sonríe o ignora tu sonrisa, tu continua y disfruta de esa sensación de ser amable con tu mundo más cercano.

¿CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA TÓXICA?

 Comienza de menos a más, no vas a meterte en un grupo 20 personas, es mejor de uno a uno, hasta que vayas tomando confianza

Comienza a practicar todos estos ejercicios para tener y mantener conversaciones interesantes, fluidas con amigos o en citas con una sola persona.

No te presiones, porque puedes asustarte y no querer intentarlo nuevamente, practica los consejos con amigos que tienes más confianza, por chat o llamadas.

Luego comienza a practicarlo con personas que no son tan cercanas, nuevas amistades, grupos de 2.

Se consciente en el proceso, las emociones que sientes, los pensamientos que te generan miedo, las tácticas que necesitas reforzar.

Uno poco a poco va ganando confianza, te lo aseguro.