Las Expectativas, el peor enemigo de la felicidad

Por muchos años he llevado una carga en mi espalda y una energía extraña que no me ha dejado vivir al 100 por ciento.

digamos que vivir en plenitud, en una paz constante, en una satisfacción duradera, siempre existió  un pero, un no es suficiente.

Siempre hubo algo que no era como yo esperaba y es en el momento en el que he reconocido mi problema con las expectativas que mi mente crea en todo momento que supe que aún hay muchas cosas en que trabajar.

¿Qué son las expectativas?

La expectativas son esas ideas que nos creamos en la mente de como deberían de ser, de verse o de sentirse las cosas y cuando constantemente creamos expectativas con todo lo que hacemos, vivimos que no podemos disfrutar las experiencias maravillosas de la vida.

Te puede interesar "La baja autoestima destruye relaciones"

Cuando estamos solteras creamos expectativas de como se debería de sentirse tener pareja, de las sensaciones y el color de la vida al lado de alguien que amamos y cuando entramos a una relación y nos damos cuenta que no se siente igual, que no es suficiente, que deberíamos de experimentar mas mariposas en el estómago.

Parece que las mariposas se han ido, entonces dejamos de disfrutar las cosas simples de la vida por buscar una perfección que no existe.

Cuando estamos en casa y queremos viajar, creamos expectativas de la perfección de esas de vacaciones, pero, luego, en las vacaciones no sentimos eso que esperábamos y el disfrute acaba y así por delante con cada situación.

Crear expectativas de todo nos lleva a ver la felicidad como algo inalcanzable.

Otras veces hace que personas valiosas en nuestras vidas se vayan y lo peor es que las expectativas jamás nos dejarán ser feliz.

https://www.youtube.com/watch?v=AUsL4L-G_4M&t

Respirar el aire fresco se puede volver poca cosa cuando estamos esperando cada vez más de la vida sin haber aprendido a valorar lo que ya tenemos.

Debemos entender que nada es perfecto, pero que todo se puede disfrutar si nos olvidamos de esas expectativas que nuestra cabeza ha inventado.

¿Por qué tengo tantas expectativas?

Puedo pensar que hoy en día con tantas imágenes que vemos diariamente en las redes sociales, en videos con edición profesionales.

Creamos más expectativas que antes de tener estas facilidades visuales, hoy en día todos mostramos la mejor parte de nuestra vida y también vemos la mejor parte de la vida de los demás y a veces vienen preguntas a nuestra cabeza como:

¿Por qué mi vida no es tan increíble?

¿Cómo puede ser tan bonita? Viajar debe de ser una experiencia perfecta, la vida de ella parece de cuentos de hadas. Creamos ideas que nos hacen crear expectativas mucho más fácil e inventar un mundo que en realidad no existe.

¿Qué puedo hace para no tener tantas expectativas?

Vivimos en un mundo donde nada es perfecto, podemos aprender de todas las experiencias, tendremos caídas, procesos, momentos gloriosos y todo está en cambio constantemente.

Es mejor vivir enfocándonos en lo bello, en lo pequeño, en el ahora y comenzar a limpiar nuestra mente de expectativas que no nos dejan acariciar la felicidad y el amor verdadero.

Jorge Bucay comparte que hasta con la felicidad creamos expectativas, creemos que ser felices se debe de sentir de una manera apasionada e intensa, pero, en realidad la felicidad es calma, silenciosa y plena.

La felicidad es una tranquilidad y un sentimiento suave que te deja experimentar todo desde la consciencia.

Es algo suave y abrazador que te deja ver detalles que para muchos pueden pasar desapercibidos, es un punto de gratitud que te lleva a estar en calma.