CELOS/ ¿BUENO O MALO?

Algo muy común que alguna vez hemos escuchado es "si no hay celos no hay amor" y es que los celos muchas veces se han tomado como un medidor de amor, o sea, entre más celos más amor tu pareja tienen por ti, no solo se queda en relaciones de pareja, en otros casos que tal vez no sean tan comunes, pero, se ve celos entre amigos, celos de madres hacia los hijos, entre hermanos, etc.

Pero,  ¿qué son los celos? Los celos son los el miedo de perder algo que consideramos muy importante.

¿Porqué sentimos celos?

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sentido celos y esto es más normal de lo que pareciera, per, es importante que aprendamos a trabajar esas emociones, ya que no son emociones que nos hagan sentir bien.

Hay varias causas de los celos, es bueno conocer esas causas, ya que eso ayudará a que descubras que debes de trabajar en ti para superar los celos.
  1. Reflejo de nuestras inseguridades: Todos tenemos  inseguridades y ellas se pueden ser reflejadas en nuestros celos, miedo de no ser suficiente para ser amados por alguien en específico o no tener la capacidad de mantener a esa persona nuestro lado, esto esta directamente relacionado con la autoestima y podría ser un gran problema para nuestra relación. No digo que siempre las alarmas sean falsas, hablando de relaciones de pareja, puede que si sentimos miedo de ser traicionados o que esa persona deje de amarnos o perder a esa persona, no sean solo boberas de nuestra cabeza y quizás sí esté pasando algo, pero, porque vivir en esa incertidumbre e inseguridad, hay una frase que me encanta que dice "el mejor estado del ser humano no es estar casado, soltero o en una relación, el mejor estado es estar en paz" si sientes que tus inseguridades te hacen sentirte amenazado o amenazada por cosas de tu cabeza, trabaja en tu seguridad y auto confianza, pero, si sientes que es realidad algo esta pasando y la otra persona no esta siendo honesta, es mejor estar en paz que estar en una relación basada en la deshonestidad. 
  2. Dependencia: Al sentir que alguien es nuestra posesión estamos mostrando que no vemos a la otra persona como un objeto, como si algo o alguien que nos hace feliz y hasta cierto unto es egoísta, definitivamente eso no es amo y es un gran error no entender que aunque estemos con esa persona, aunque nos complementemos, somos dos personas diferentes y cada uno tiene cosas que tal vez les guste hacer a solas, tener sus propios momentos, eso no significa que la otra persona no te quiera, es simplemente un espacio y nivel de interdependencia que todos debemos tener. Nadie es posesión de nadie y no podemos estar cuidando a que otros no cometan errores, esa posesión se puede ver también en una madre con su hijo, cuando el decide tener una pareja, muchas madres creen que los hijos les pertenecen y que si  aman a otra mujer el amor por ella puede ser reemplazado. 

Al final, debemos tener claro 3 cosas:  primero que todo, recordar que nadie nos pertenece, aprender a amarnos y trabajar en nuestra autoestima es la mejor opción, puede que sean amenazas falsas o verdaderas, pero no podemos andar por la vida controlando las decisiones de las otras personas, de eso no se tratan las relaciones. Segundo, la comunicación es la clave, puedes tener muchos sentimientos y puede que tu pareja ni siquiera se haya percatado de eso, muchas veces actuamos hostiles y mal humoradas por causa de los celos y ellos ni les pasa por la cabeza la real razón, entonces, sería muy positivos que compartas tus sentimientos, como siempre les recuerdo, no desde la acusación, pero si desde tus sentimientos, se sincera, dile como te sientes y  porqué, para que el pueda cambiar alguna mala costumbre o para que ambos puedan darse aliento y reforzar la confianza, resolver cualquier duda y dejar las cosas claras.

Por tercero, muchas veces los celos nos  ponen alerta de alguna situación deshonesta dentro de nuestra relación, recomiendo que si sabes que eso está ocurriendo, no armes un escándalo, lo principal es aprender a dejar ir, sin que eso afecte nuestro auto-concepto. dejar ir siempre es preferible, si, la otra opción es estar al lado de alguien que no confías.

Estas experiencias pueden ser muy dolorosas, pero, pasan, no hay nada peor que pasar nuestras vidas con miedo a ser traicionada.

Al final no se trata de no sentir celos, eso nos pasa a todos, pero, sería bueno que pudiéramos pensar o analizar antes de actuar. Reflexionar ¿porqué tengo estos sentimientos? ¿Qué  inseguridades tengo? ¿cómo puedo superar estos sentimiento y como comunicarlo con mi pareja?

Cuando nos volvemos más conscientes de nuestros sentimientos, emociones y pensamientos crecemos. siempre tener presente que las emociones que nos hagan sentirnos mal no son positivos y hay que descubrir la raíz, darles un ALTO y canalizarlos, por eso es importante reflexionar sobre nuestro comportamiento y actitudes.