Paola Muñoz- Una mujer sin miedo a las alturas.

Mi mamá siempre me dijo que las mujeres somos asombrosas y mi papá siempre creyó que yo podía lograr lo que me propusiera. 

¿Cuál es el nombre de la carrera que estudiaste y dónde la estudiaste?

Me gradué con el titulo Sigma Lambda de Licenciatura en administración de Aviación con opción a vuelo y el Técnico en Despacho de Vuelo en la escuela de aviación y logística de la Universidad Tecnológica de Panamá, simultáneamente realice mis horas de vuelo en ALAS (academia latinoamericana de aviación superior) convirtiéndome en piloto de transporte de Línea Aérea. 

 ¿Cuándo decidiste que estudiarías aviación y porque?

Decidí estudiar aviación desde muy temprana edad, mis papas solían llevarnos a mi y mis hermanos a ver despegar y aterrizar los aviones en el aeropuerto internacional de Tocumen, también acostumbrábamos viajar mucho para visitar nuestra familia en el exterior. La aviación es una pasión que crece a medida que transcurre el tiempo. A los 13 años le dije a mis papas que quería ser piloto, la sonrisa en sus rostros la llevo en mi corazón. Han sido mi fortaleza y mas grande apoyo. Sin ellos no lo hubiese logrado. 

¿En dónde o como estás ejerciendo  tu carrera?

Estoy ejerciendo en estos momentos como piloto de transporte de línea área en posición de primer oficial para la flota de Boeing 737-700/800 de Copa Airlines. 

¿Por qué piensas que es una carrera que pocas mujeres estudian?

Puedo decir que la primera razón sería por falta de información y segundo quizás por el estereotipo creado por la sociedad de que es una profesión de hombres. Incluso en estos tiempos, considerados como modernos, aún existen personas que afirman que es una carrera de hombres, se sorprenden a menudo, pero cuando me ven en la cabina de mando y el vuelo finaliza cambian su parecer.  He descubierto que la mejor manera de cambiar un estereotipo es enseñando con el ejemplo de lo que somos capaces. Hay incluso muchos hombres pilotos que afirman que las mujeres somos excelentes pilotos, somos multitareas, algo fundamental en ésta profesión. 

¿En algún momento fue difícil mantenerte dentro de la carrera por ser mujer?

Como mencione anteriormente es cierto que es una profesión que posee un porcentaje bastante alto de hombres ejerciéndola, sin embargo mi actitud hacia esta situación siempre fue totalmente positiva, ya que se el talento, los dones, las actitudes y sobretodo la capacidad que como mujer tengo. Quizás en algún momento pudo ser intimidante, pero jamás lo vi como un obstáculo. El apoyo de tu familia es muy importante en este aspecto, sobretodo el tener a alguien que te recuerde tu gran valor como mujer. Mi mamá siempre me dijo que las mujeres somos asombrosas y mi papá siempre creyó que yo podía lograr lo que me propusiera. 

¿Tienes alguien que te inspira dentro del mundo de la aviación?

En aviación existen mujeres precursoras, desde Amelia Earhart quien fue la primera mujer en cruzar sola el Océano Atlántico, hasta la capitán Sonia Ortega quien se convirtió en la primera mujer capitán panameña, sumado a ellas están un sin fin de mujeres extraordinarias que han sido mi inspiración a lo largo de mi vida dentro de la aviación. Como anécdota, cuando tenia 14 años mi papá me llevo una revista en la que aparecían 5 de las primeras capitanas de la aerolínea en la que trabajo, guarde esa revista con mucho cariño, siempre las miraba y decía algún día llegaré a ser como ellas y cada vez que vuelo junto a ellas es un honor, fue gracias a cada una de ellas que se abrieron puertas y caminos para que mujeres como yo y las que vendrán tengamos las mismas oportunidades e igualdad de salarios. 

¿Qué le compartirías a otras mujeres que están pensando en estudiar aviación y tienen un poco de inseguridad si podrán hacerlo?

Que lo hagan. Es una profesión que abre una infinidad de oportunidades, te lleva a lugares inimaginables, a experiencias maravillosas. Y que no tengan miedo de enfrentarse al mundo, ni a ésta profesión ni a ninguna que el mundo considere de hombres. Las mujeres somos capaces de conquistar el mundo siempre y cuando quieras conquistarlo y te propongas con esfuerzo y dedicación en lograrlo.El mundo te llenara en ocasiones de dudas, el proceso te hará creer que no puedes lograrlo, aveces te sentirás frágil y probablemente quieras abandonar, allí es cuando debes aferrarte a tu sueño y a ti y recordar cuan lejos has llegado, cuanto has trabajado y que la meta por mas lejana que parezca, está mucho mas cerca de lo que crees. Ánimo.