LA CULPABILIDAD BAJA la AUTOESTIMA

La culpabilidad la hemos sentido todos, es esa decepción de nosotros mismos por no cumplir las expectativas que tenemos de nosotros. Esto es muy normal y tiene mucho que ver con la forma qué  fuimos criados, bajo el castigo por no hacer o comportarse de la forma esperada.

Podríamos  decir que es un sentimiento de incomodidad y  castigo, ese sentimiento que nos hace pensar:

¿ Y si hubiera reaccionado diferente? La culpabilidad puede venir por muchas razones, puede que en realidad tengas gran parte de responsabilidad  de las consecuencias que haz recibido, pero, tenemos que tener en cuenta que la culpabilidad puede estancarnos en el proceso de mejorar nuestro ser y nuestra vida.

La culpabilidad afecta nuestra autoestima y de igual forma, las personas con autoestima baja tienden a sentirse culpables.

Es importante reconocer nuestros errores e intentar enmendarlos, de igual forma aprender  las consecuencias y asumirlas con responsabilidad.

El problema es cuando nos ahogamos en ese sentimiento de decepción y reproches hacia nosotras mismas por no haber sido lo suficientemente buenas. Esto podría ser un gran problema, ya que te impides analizar de forma objetiva lo sucedido, pones barreras para superar la etapa y  llegas a un punto de infelicidad.

Es importante tener en cuenta que esta vida esta hecha de aprendizajes, que eso no significa que tomarás decisiones a la ligera, pero sí que aprenderás a perdonarte a tí misma.

El auto perdón es un a clave para superar este tipo de sentimientos, piensa que si en tu caso estuviera un amigo o amiga y te tocara animarlo...¿qué le dirías?

  • .... sí. Todo es tu culpa, porque no pensaste antes de hacerlo, eres de lo peor.
  • de todo se aprende, verás que no hay mal que por bien no venga, ánimo, aprende de esta situación y mejora...

¿Cuál de estas dos tu le dirías a tu amigo?

La mayoría de las personas escogerían la segunda, ¿por qué  no escogemos esa misma opción para nosotras.

Reconocer que no somos perfectas, que aveces aprendemos más perdiendo que ganando y que los errores cometidos no nos definen  y el potencial que podemos alcanzar.

Mejor veamos las cosas positivas que podemos extraer de cada situación, haz un análisis y un plan de cómo  enfrentarías la misma situación en en futuro, acepta lo que fue un error, enmenda eso que te incomoda y continua hacia adelante.

La culpabilidad jamás nos hará progresar, no hace cambios, solo nos estanca en un hueco de circunstancias que no podemos controlar.

Aprendamos a vivir el presente, recordando el pasado para no cometer los mismos errores y no para mortificarnos la vida.

Ten en cuenta que tampoco  debes convertir a nadie  en culpable de cosas que han pasado,  es mejor respetar el proceso de mejoras individuales, sin juzgar.