Después de una ruptura amorosa

Después de una ruptura amorosa hay muchas preguntas ¿Qué hago para superar el dolor?

¿Debo irme de fiesta para olvidar las penas?

¿Encontrar una nueva pareja para olvidarme de la otra persona?¿Entonces qué hago?

Hay una frase que me encanta de uno de los libros de terapia psicológica que leí en mis años de estudios y que nunca olvidé

“Tratar de controlar aquello que causa dolor o el dolor en sí, no funciona a largo plazo”.

El peor error después de una ruptura amorosa

El dolor no es fácil de llevar y es natural querer huir de él.

Este es el peor error que veo que se repite, se llaman comportamientos evitativos.

Los comportamientos evitativos son comportamientos que nos hacen huir del dolor.A corto plazo parecen funcionar, pero pueden ser peligrosos.

Lo peor, es que pueden generar adicciones y empeorar la recuperación de la ruptura.

Muchas veces son estos casos en los que una persona lleva diez sin superar un divorcio.

Estos comportamientos pueden ser:

Sustancias para calmar el dolor

Beber alcohol para dormir mejor, ya que después de una ruptura, puedes sentir mucha ansiedad.

La ansiedad es normal y normalmente empeora en las noches.

Una persona que este sufriendo después de una ruptura amorosa quizás no pueda dormir.

Llore mucho o se entristece mucho antes de dormir.

Por esta razón muchos comienzan a beber alcohol, tomar pastillas y ven resultados.

Este tipo de comportamientos es peligroso, porque puede volverse en una adición.

A parte, es dañina para el cuerpo y la salud mental.

Te puede interesar “Distancia emocional en la pareja”

Fiesta, promiscuidad o relaciones apresuradas después de una ruptura amorosa

El desespero después de una ruptura amorosa puede llevar a muchos a desordenar su vida.

Esto con el fin de buscar alivio al dolor.

Es lo que conocemos como “Despechados”

Salir a fiesta continuamente para huir de la soledad.

Comenzar relaciones apresuradamente para “Sacar un clavo con otro”

Todos estos comportamientos al final traerán más dolor, no solo ara ti, sino para los otros implicados.

Las rupturas amorosas muchas veces dejan un vacío, ese vacío hay que trabajarlo.

Pero si intentas llenarlos con otros entonces genera mucho más dolor, porque el vacío aún está allí.

Esta puede ser la causa de muchas relaciones tóxicas y de muchos problemas en el amor.

después de una ruptura amorosa

Entonces, ¿Qué hacer después de una ruptura amorosa?

Pasar por el duelo, es pasar por un proceso en el que habrán emociones que parecen desagradables.

Sentirás dolor, angustia, ansiedad y muchas veces depresión temporal.

Lo importante en esta situación es llevar las emociones y dirigirlas a un proceso de sanación.

“No sentirme sola en San Valentín”

Vive y siente tus emociones

Más que huir de las emociones, lo que hay que hacer después de una ruptura amorosa es vivir las emociones.

Permítete sentirlas, reconócelas, comprende que es un proceso y que cada día avanzar en el.

En este punto, date la oportunidad de llorar, sentir rencor, ansiedad.

Llorar es muy poderoso, porque relaja y te ayudará disminuir la ansiedad.

Cuando sientes que quieres llorar, tomate el tiempo para llorar y observa como te sientes después.

Esa sensación de alivio después del llanto es una señal de que estás pasando por tu proceso de sanar.

Meditar también es una forma de comenzar a observar tus emociones y dejarlas fluir hasta que se vayan desvaneciendo.

Construye, regresa y fortalece tu red de apoyo

La red de apoyo después de una ruptura amorosa te dará muchas fuerzas.

Regresa a tu familia, a tus amigos a los que te aman y te hacen sentir valorada.

Si no tienes una red de apoyo te dejo este artículo

“¿Cómo construir una red de apoyo después de una ruptura?”

Reflexiona en la relación

Sé que es difícil pensar en la relación, pero la ansiedad parece descontrolarse.

En vez de huir de las lecciones que puedes aprender, abrázalas.Verifica, estudia y reflexiona en la relación.

¿cómo era la relación? ¿Qué cosas no repetirías o aguantarías de nuevo?

Reflexionar en la relación también te ayudará a ver si tienes baja autoestima o cualquier problema a la hora de relacionarte con otros.

A medida que vayas sanando será más fácil ver a la relación y aprender de ella.

Es la reflexión lo que te ayudará a construir la relación que quieres.

Trabaja en el perdón

Perdonar y principalmente, perdonarte.

Recuerda que el perdón te libera.

Piensa que después de una ruptura amorosa tienes una oportunidad de cultivar tu amor propio.

El amor propio no nace de la culpabilidad o del resentimiento

Nace de la compasión y el perdón.

Siempre ten en cuenta que el perdón se trata de ti y no de la otra persona.

No dejes de cultivarte

Se constante en cada uno de los pasos anteriores y estarás cultivandote.

Esto te enriquecera como ser humano.

No dejes de hacer lo que te hace bien y te hace crecer.

Lee, reflexiona, siente, hazte consciente de ti.

Recuerda que puedes hacerme parte de tu proceso a través de La guía de autoestima “ME AMO Y YA”

A través de sesiones personalizadas o programas completos de tres medios y medios “Me levanto y sano”